lunes, 19 de marzo de 2007

Los aficionados a juegos de velocidad son conductores más temerarios en la carretera

Los usuarios de videojuegos de carreras de coches pueden ser más propensos a conducir de forma temeraria y a verse involucrados en accidentes, según un estudio que se suma a la tendencia de que los juegos pueden influir en la conducta.
El trabajo de unos investigadores alemanes dado a conocer este pasado fin de semana ha examinado el efecto de esos juegos, que muestran zonas de conducción realista en medio del tráfico cotidiano, en las personas que los utilizan.
"Las acciones realizadas al conducir en esos juegos suelen incluir una conducción competitiva e imprudente, acelerar y embestir a otros vehículos o transeúntes, o realizar maniobras arriesgadas con el coche", indica la investigación. "En resumen, la mayoría de las acciones en los juegos de carrera implican un alto riesgo de tener un accidente en un ambiente virtual altamente realista", agrega.
Los investigadores entrevistaron a 198 hombres y mujeres. Los que jugaban con más frecuencia tenían mayor probabilidad de presentar una conducción agresiva mientras que los que jugaban menos resultaban ser conductores más prudentes, indica el estudio.
"La aceptación de riesgos es uno de los factores más prominentes e importantes en la discusión del origen de los accidentes causados por conductores jóvenes".
El estudio ha sido realizado por Kubitzki junto a investigadores de la Universidad Ludwig-Maximilians de Múnich.
Los científicos han citado también una investigación previa sobre juegos "para tiradores", en los que los participantes deben disparar contra sus adversarios.
El trabajo anterior descubrió un aumento en pensamientos y acciones relacionados con la agresión entre quienes usaron los juegos, pero dijeron que se sabía poco sobre la influencia que los títulos de carreras tenían sobre la conducta de las personas en el mundo real.
El nuevo estudio aparece en el Journal of Experimental Psychology Applied, publicado por la Asociación Psicológica de Estados Unidos.

No hay comentarios: