jueves, 30 de julio de 2009

Hombres y mujeres lo ven de distinta manera desde la Prehistoria

Experimentos llevados a cabo por la institución científica británica demuestran que los varones son, hoy día, capaces de calibrar mejor los blancos situados más lejos mientras que las mujeres enfocan mejor los que están próximos. Según los expertos, que publican sus conclusiones en el British Journal of Psychology, esas diferencias pueden derivarse de la distinta evolución del cerebro del hombre y la mujer según sus correspondientes roles en aquellas sociedades prehistóricas.
Los cazadores, por lo general hombres, necesitaban una habilidad especial para avistar de lejos su presa mientras que las mujeres tenían que centrarse en el espacio más próximo en busca de frutas, nueces o raíces comestibles.
Para su estudio, los investigadores pidieron a un grupo de 48 hombres y mujeres que marcaran el punto medio de una serie de líneas trazadas en un papel y comprobaron que los primeros eran más exactos cuando el objetivo se colocaba a una distancia de un metro y que ocurría lo contrario a la mitad de distancia.
Según palabras de una psicóloga, "el cerebro procesa de modo distinto la información visual del espacio próximo y lejano que le llega por distintas vías. (...) Esas diferencias pueden ser fruto del legado evolucionario, es decir, de nuestro pasado de cazadores-recolectores" según el cual hace miles de años las mujeres tenían que trabajar sobre todo en el espacio más próximo mientras que los hombres buscaban sus presas en un espacio mucho más vasto.

No hay comentarios: