sábado, 20 de septiembre de 2008

Buscando al Führer

Abel Basti, un periodista e investigador argentino que intenta desde hace tiempo reconstruir la llegada a su país de los nazis que huyeron de Europa tras el final de la Segunda Guerra Mundial, y que considera una farsa la teoría oficial sobre el suicidio de Adolf Hitler en 1945 ha hallado un documento del FBI que, según asegura, acredita que el Ejército estadounidense buscó al Führer en España en 1947. Junto con este documento, dice tener en su poder "pruebas fehacientes" de la llegada del Führer a Barcelona en abril de 1945. "Hitler, Eva Braun y 13 jerarcas nazis aterrizaron en España el 27 de abril de 1945, en un vuelo que partió de Berlín e hizo escala en Linz (Austria)", sostiene Basti. "Viajaron en un 'Junker 290, número de serie 0163, código PIPQ', que tiempo después fue localizado por los aliados en un aeropuerto naval de la localidad de Travemünde, cercana a Hamburgo", revela el investigador, para quien España "apenas fue un trampolín para el escape de Hitler en submarino hacia Suramérica".
"El documento del FBI, fechado en mayo de 1947, cobra valor uniendo todos estos datos históricos, aunque mi teoría es que Hitler estuvo en España no más de un mes y ya había abandonado ese país cuando el Ejército estadounidense lo buscó allí", destaca.
El investigador considera que el suicidio del líder del Tercer Reich en su búnker berlinés fue una "gran puesta en escena" de los alemanes. "Los alemanes dejaron cadáveres en los búnkers con credenciales de sus jerarcas para que el mundo creyera que se trataba de ellos. Incluso se utilizaron varios dobles de Hitler", indica. En ese sentido, en su web de internet hay una audio original de la cadena pública británica BBC en el que un general soviético señala que el Ejército de ese país "había recibido varios cadáveres que pertenecían supuestamente a Adolf Hitler".

No hay comentarios: