domingo, 22 de abril de 2007

Se gastan el botín de un año de robos en lotería y lo pierden casi todo

Dos empleados de banco chinos, Ren Xiaogeng y Ma Xiangjing, que durante un año se llevaron de su oficina unos 6,6 millones de dólares (4,85 millones de euros), y acaban de ser detenidos, se gastaron prácticamente todo el botín en lotería, y para acabarlo de rematar apenas se llevaron nunca ningún premio digno de mención.
Los dos atracadores que estaban en la lista de los "más buscados" de China, han resultado ser dos ludópatas que no podían dejar de comprar boletos de lotería deportiva estatal, un juego que, como se ha comprobado con este caso, es bastante parco en premios.
Los dos empleados empezaron su actividad delictiva en 2006, cuando decidieron sustraer una pequeña cantidad, unos 1.000 dólares (1.360 euros), del depósito de seguridad del banco, una sucursal del Banco Agrícola de China en la ciudad de Handan (provincia norteña china de Hebei). El depósito estaba protegido con dos cerraduras de seguridad cuyas llaves poseían sólo ellos (una cada uno).
Ren y Ma esperaban que esa pequeña cantidad, usada en boletos de lotería (que cuestan unos 25 centavos -18 céntimos de euro-) les diera un premio, suficiente para devolver lo robado y llevarse beneficios. Pero el premio no llegó, por lo que las "pequeñas sustracciones" se fueron repitiendo, y además con cantidades cada vez mayores, hasta ser centenares de miles de dólares en los últimos tiempos.
El banco no descubrió nada hasta principios de esta semana, en la que ni Ren ni Ma acudieron a trabajar, por lo que sus compañeros, sospechando lo peor, llamaron a la policía. Ésta logró abrir el depósito, y nada más entrar descubrió centenares de billetes viejos de lotería por todo el suelo.
La detención de los dos ladrones, cuya historia ha sido muy seguida por la prensa nacional, se produjo este pasado jueves, y se cuenta que Ren, al ser interrogado, se quejó de que la lotería china era un engaño y nunca daba premio. Curiosamente, esta misma semana la Administración Estatal de Lotería de la localidad donde han ocurrido los hechos ha sido felicitada por sus superiores nacionales, por haberse convertido en una de las expendedoras de lotería más rentables del país.
Del botín robado, se ha comprobado que por lo menos 5,57 millones de dólares (4,10 millones de euros) fueron gastados en lotería por los ladrones, que una vez, en un sólo día, llegaron a comprarse cuatro millones de boletos, con aciaga suerte. El mayor premio que la pareja de delincuentes logró en todo este tiempo fueron apenas 12.000 dólares (8.820 euros), cuando el "gordo" nacional está cifrado en unos 625.000 dólares (460.000 euros).
La lotería deportiva, uno de los pocos juegos de azar permitidos en China, tiene distintas modalidades, desde los clásicos "rasca y gana" hasta formatos en los que hay que acertar resultados de partidos o los números que saldrán de un bombo.
Tanto el banco como la administración son estatales, lo que haría pensar que será fácil que el dinero regrese a las arcas de la entidad, pero el director provincial del organismo de apuestas ya ha advertido que no será así. "No hay normativas relacionadas, ni ejemplos anteriores. Ese dinero debe entregarse a las finanzas centrales y luego dependerá del gobierno ver cómo se devuelve", asegura.
La rocambolesca historia se completa con otros extraños detalles: por ejemplo, cuando la policía interrogó a otros empleados del banco, uno de ellos admitió que también se había llevado dinero del depósito, como Ren y Ma, pero que él lo devolvió, sin que nadie se diera cuenta.
A lo mejor a él sí le tocó la lotería.

2 comentarios:

GIN Noja dijo...

Robar para comer, robar por aficion, robar para ser famoso....pero robar para perder lo robado??? jajaja

Rosa dijo...

jiji, cuánta razón tienes, gin