domingo, 8 de abril de 2007

La II Guerra Mundial aún no ha terminado

Una bomba sin explotar de la Segunda Guerra Mundial ha obligado a evacuar a 1.500 personas de una ciudad del oeste de Polonia mientras los artificieros trataban de trasladarla del lugar donde había sido encontrada.
La bomba, de 200 kilos de peso, era descubierta este pasado viernes al lado de un colegio de Kostrzyn, en la frontera con Alemania, y será trasladada a un base militar cercana para ser desactivada.
Kostrzyn, cerca del río Oder, formaba parte de Alemania hasta el final de la guerra. En la actualidad siguen apareciendo bombas sin explotar lanzadas por los aliados antes de la rendición de Berlín en mayo de 1945.

No hay comentarios: