domingo, 28 de septiembre de 2008

Los pájaros no viven en el mismo mundo sensorial que habitamos nosotros

La expresión "percepción extrasensorial" implica una serie de habilidades no naturales o incluso sobrenaturales. Pero he aquí que la investigación sobre los sentidos de ciertos animales sugiere que la línea que separa lo sensorial de lo extrasensorial puede ser mucho más tenue de lo que se había supuesto anteriormente.
Los animales poseen órganos sensoriales que reaccionan a los estímulos de determinadas maneras que los seres humanos son incluso incapaces de detectar. Por ejemplo, ciertos pájaros oyen los infrasonidos (ruido producido en una gama de frecuencias muy bajas que resulta irreconocible para los oídos humanos). Muchas aves emigran, recorriendo miles de kilómetros, utilizando una serie de habilidades para la navegación aérea que los científicos aún no han terminado de explicar. "Los pájaros no viven en el mismo mundo sensorial que habitamos nosotros", explica Stephen T. Emlen, profesor de la Universidad de Cornell y figura destacada en la investigación sobre las aves. "Oyen, ven y sienten un mundo más amplio que el nuestro".
Las afirmaciones de Emlen resultan ciertas aplicadas también a otros animales. Ciertas criaturas marítimas se comunican bajo el agua mediante sonidos que están más allá de los límites de la capacidad auditiva humana. Los cardúmenes de peces se mueven y cambian de dirección de forma simultánea, presumiblemente siguiendo una serie de señales. Los murciélagos se guían por su agudo sentido del oído; algunos llegan a distinguir entre presas venenosas y no venenosas utilizando ciertos sensores colocados en sus bocas.
Algunos investigadores psíquicos tienen la teoría de que esta clase de sentidos bien pudieron existir en los seres humanos, habiendo desaparecido en el transcurso del proceso de evolución. Quizás, afirman, las personas con presuntos poderes psíquicos simplemente están aprovechando una serie de facultades utilizadas en algún momento, pero olvidadas hace ya mucho tiempo.

No hay comentarios: