lunes, 23 de junio de 2008

Bancarrota

La web 'popcrunch' ha recopilado en una lista a sesenta y cinco personalidades que pasaron de tenerlo todo a vivir prácticamente como indigentes a causa de la nefasta gestión económica de sus fortunas a base de despilfarros sin control o tan sólo mala fortuna. Entre los nombres que destaca la mencionada página se encuentran actores como Don Jonhson, Kim Basinger, Gary Coleman o Tia Carrere; músicos como David Crosby, Toni Braxton, Mick Fleetwood o Marvin Gaye; deportistas como Dorothy Hamill o el boxeador Mike Tyson; periodistas como Larry King o personajes históricos como el que fuera presidente del Gobierno en los Estados Unidos Abraham Lincoln, el pintor Rembrandt o el genial escritor Oscar Wilde.
Así, por ejemplo, los excesos le jugaron una mala pasada a Mick Fleetwood, miembro del grupo musical Fleetwood Mac, que se arruinó en 1984 a consecuencia de su afición a la cocaína. (Aunque el músico siempre sostuvo que la verdadera razón fue el haber adquirido demasiados bienes inmuebles). Otro caso es el de Toni Braxton y su discográfica, con quien tuvo un conflicto de intereses que derivó en una deuda de cuatro millones de dólares. O el de la actriz Kim Basinger, que se declaró en el año 1993 en quiebra cuando un juez le ordenó pagar a una productora cinematográfica más de ocho millones de dólares porque se echó atrás después de comprometerse verbalmente a rodar un largometraje. (Para hacer frente a la deuda, tuvo que vender un pueblo de Georgia que había adquirido en 1989 junto con su marido -por aquel entonces Alec Baldwin-.)
Aunque de todos, el más curioso es el del que llegó a ser presidente de los EE.UU., Abraham Lincoln, declarado en bancarrota en 1833 por salir mal el sueño de montar su propio negocio. Pese a todo, Lincoln no tiró la toalla, alcanzando, tres décadas más tarde, la presidencia del Gobierno de su país y entrando en los anales de la historia.

No hay comentarios: